Los detectives privados estamos lejos de la imagen que nos dan las novelas negras y el cine. No llevamos un revolver, no bebemos alcohol rodeados de pruebas criminales, ni consumimos un cigarro buscando pruebas sobre un cadaver. Hoy conocemos los verdaderos peligros de ser un detective privado.

Peligros de ser un detective privado

Este post lo hemos realizado gracias a las experiencias de nuestros detectives. Hay que tener en cuenta que llevamos un largo recorrido en esta profesión y hemos cubierto todo tipo de servicios con muchos detectives diferentes.

Muchas personas creen que, como no investigamos delitos, no podemos meternos en problemas. «Si solo investigáis cuernos y bajas laborales ¿Qué peligros hay?». E l principal error de este pensamiento, muy común entre las personas que acaban de salir de la universidad pero no tienen experiencia en la profesión, es de confundir al individuo con sus actos. No podemos equiparar el delito con el delincuente. Es frecuente etiquetar a la persona que estamos investigando. Hay muchos más matices, muchas más características.

Cuando investigamos a una persona que se ha dado de baja fraudulenta, la persona es mucho más que un estafador. Un padre que no pasa la pensión alimenticia, es mucho más que eso. Una persona que se salta una orden de restricción, alguien que roba a la empresa, un acosador. ¿Cuántos de nosotros hemos terminado investigando a un narcotraficante? ¿Cuántos de nosotros hemos investigado a alguien que resulta tener antecedentes criminales?

En muchas investigaciones hemos terminado en sitios «chungos» donde la gente solo va para pillar drogas, temas de prostitución.

Cualquier detective privado que tenga experiencia ha vivido o tiene algún compañero que ha estado en situaciones peligrosas. Es verdad que, en comparación a la de veces que estamos expuestos a situaciones peligrosas, pocas cosas nos pasan.

¿Por que los detectives privados no llevan armas?

Cómo hemos dicho, los detectives privados de la novela negra, están lejos de la verdad sobre nuestra profesión. A pesar de que en la propia carrera se nos instruye sobre el tema de armas, un detective privado no tiene licencia para llevarla.
A pesar de los muchísimos riesgos y situaciones de peligro a la que nos vemos expuestos, no podemos llevar nada que no lleve un civil normal. Poseemos una licencia especial y una TIP que nos identifica como investigadores privados, pero eso es todo.

Hay mucha diversidad de opiniones sobre el tema de que los detectives podamos o no llevar armas. Uno de los principales problemas del tema de las armas es la falsa sensación de seguridad que generan.

Las armas hacen que te sientas mucho mas poderoso de lo que realmente eres y hace que termines subestimando los posibles peligros que te encuentras. El hecho de que los detectives privados pudieran llevar armas, haría mas que uno de nosotros se metiera donde no debe a hacer un seguimiento porque cree estar seguro.

Quizás tu jefe o los clientes te exige que te metas en ese sitio peligroso cuando ellos mismos no entrarían. Es por eso que te mandan a ti. Una pistola no iba hacer que fuera menos peligroso.

No es cobarde ni poco profesional el negarse hacer un servicio que sabes que te está poniendo en peligro. No confundamos la falta de valor con la prudencia. En el caso de que seas un detective privado y te estés metiendo en una situación comprometida, vete y luego llama al cliente o a tu supervisor. En ese orden. Vete, vela por tu seguridad y , una vez estés seguro, informa de la situación.

¿Los detectives privados quieren llevar armas?

Obviamente no represento ni puedo hablar por todo el sector. Bien es verdad que hay todo tipo de opiniones. Deberíamos de sopesar todos los pros y contras que conllevaría semejante responsabilidad.

Sin embargo, en mi humilde opinión, los detectives privados no deberíamos de llevar armas ya que, en caso de encontrarnos en una situación de riesgo, deberíamos de poder abandonar el servicio sin repercusiones.

Por otro lado, mi opinión también cambia. En nuestra agencia en concreto, cubrimos investigaciones internacionales. No es lo mismo trabajar en Madrid, a pesar de que aquí también podemos meternos en sitios peligrosos y encontrarnos con mala gente, que realizar un servicio internacional donde sabemos si o si que la situación es complicada.

Peligros para los detectives por el Covid-19

No vamos hablar sobre los riesgos lógicos como por ejemplo el tema de desplazarnos, o hacer seguimientos donde personas no respetan las normativas, etcétera. Hablamos sobre los peligros producidos por el terrible ambiente de crispación por el Covid.

El hecho de realizar un seguimiento rutinario ahora tiene mucho mas peso. Por ejemplo, hacer un seguimiento a un trabajador, que lleva dos meses sin cobrar el ERTE, donde su familia está teniendo problemas económicos, no supone la misma situación de tensión que antes.

Socialmente nos encontramos en una situación de estrés y tensión que supone que las personas estén mas irascibles y a la defensiva. Es normal y comprensible. Pero también es un hecho que supone que realizar un servicio rutinario pueda tener mas riesgos de los normales.

Ahora ya sabes los peligros de ser un detective privado. Siento si te decepciona que no sean los mismos a los que se expone James Bond.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2021 Wellaggio diseño web

Contacta con nosotros

Mándanos un mensaje y nos pondremos en contacto

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?